Tener una lavadora de parabrisas que funcione es una de las cosas de las que no se puede prescindir. En primer lugar, pensamos en el confort de conducción, pero es importante saber que esto también implica su seguridad al volante debido a la importancia de la visibilidad al conducir su Ford Escape.
En este artículo explicaremos paso a paso cómo identificar el fallo y resolverlo para encontrar un limpiaparabrisas eficaz en su Ford Escape.
-Lavadora-hielo-ford-escape

Identificar el fallo del lavaparabrisas en su Ford Escape:

Lo primero que hay que tener en cuenta antes de manipularlo, ¿ha llenado el líquido de limpieza? Si es así, veamos cuáles son las causas que impiden que su equipo funcione correctamente en su Ford Escape.

Muy a menudo, su equipo está bloqueado por la suciedad o la cal acumulada, esta es la principal razón que impediría que el equipo de su Ford Escape funcione. Para remediar esto, trate de desatascar sus aspersores. Estos orificios permiten que el producto sea propulsado hacia el parabrisas. Es muy probable que estén bloqueados, por acumulación de caliza, o por diversos tipos de suciedad. Para hacer esto, puede empezar por tratar de soplar, usted mismo o con algún equipo potente, como una bomba de bicicleta o idealmente el inflador de neumáticos en la gasolinera de su Ford Escape.
Si no se puede hacer nada, trate de conseguir un objeto delgado y duradero, como un sujetapapeles, que le permita acceder al interior sin perder un pedazo. Recomendamos que también use una mezcla de vinagre y agua caliente para optimizar los resultados en su Ford Escape.
Repita la prueba, si todavía no funciona, tal vez esté bloqueado en un lugar más profundo, en la tubería de conexión. Esta es la conexión entre la bomba y la boquilla.

Para alcanzarlo, tendrá que abrir la tapa:

Debe identificar las dos mangueras específicas de cada boquilla en su Ford Escape. Intente limpiarlos y, por supuesto, asegúrese de que estén conectados correctamente. Utilice los mismos procedimientos de limpieza explicados anteriormente. Cuando se limpian, usted debe ser capaz de hacer circular el agua a través de ellos sin ningún problema. Luego conéctelos de nuevo correctamente y repita la prueba. Si todavía no funciona, ahora sabe que no proviene de los aspersores o de las tuberías en su Ford Escape.
A partir de ahí, debe comprobar la bomba. Ella es la que inicia el lanzamiento del producto.
Lo encontrará cerca del depósito de líquido de limpieza debajo de la campana.
La primera prueba para ver si funciona, cuando enciende la lavadora, se supone que debe escuchar un ruido cuando se activa la bomba. En ausencia de ruido, esto significa que no funciona en su Ford Escape. Entonces tendrá que ser reemplazado.
Para eso, es muy sencillo. En primer lugar, retire los dos tornillos que permiten su fijación.
Luego, debe identificar dos cables de alimentación. La mayoría son negros y rojos en su Ford Escape. Deben ser desconectados, pero tenga cuidado, deben ser reconectados en la dirección correcta después, en cuyo caso se crearía un cortocircuito. Un pequeño consejo para recordar: el cable rojo representa el terminal +. Por ejemplo, póngale un trozo de papeleo para asegurarse de que pueda encontrarlo. O la misma lógica con la cinta negra en la pilona – . Gracias a esto, podrá volver a conectar el cable del color correcto sin ningún problema más adelante en su Ford Escape.
Una vez completada, puede retirar la bomba antigua y colocar la nueva bomba. Vuelva a conectar los cables correctamente utilizando la punta y luego vuelva a atornillar los dos tornillos de sujeción.
Ahora haz una prueba de nuevo.
¡Todo debería haber vuelto a la normalidad!